csfjenfermedadesescolares

Gripe

La gripe o influenza es una enfermedad aguda infecciosa de origen vírico que aparece cada año durante el otoño y el invierno. Pueden aparecer casos aislados, pero casi siempre se trata de una auténtica epidemia. Es muy contagiosa, se trasmite de unos a otros a través de las gotitas de saliva que expulsamos con la tos y los estornudos y que van cargadas de virus. Cada año, cambian los virus que provocan la gripe, por eso cada año nuestro organismo tiene que prepararse para afrontarla. La vacuna sólo está recomendada en niños con problemas graves como enfermedades del corazón, asma, diabetes, tumores, falta de defensas… y siempre que sean mayores de seis meses.

Entre los síntomas se pueden mencionar:

dolor de cabeza, molestias en los ojos, fiebre -que suele ser alta y permanecer elevada durante dos o tres días-, y dolor en todo el cuerpo, sobre todo en las piernas y la espalda. A las 24-48 horas se asocia congestión nasal, lagrimeo, estornudos, tos seca e irritativa y dolor de garganta y en el pecho. La mayoría de los síntomas desaparecen en cinco o seis días, aunque la tos y el cansancio duran unos días más. Para diagnosticarla no suelen ser necesarias pruebas de laboratorio para diagnosticar una gripe, que se distingue de un resfriado común por la fiebre alta y la intensidad del malestar. Además, la gripe es generalmente epidémica, lo que facilita su diagnóstico. No existe un tratamiento específico y al ser una enfermedad producida por un virus, los antibióticos no están indicados. Si el niño tiene fiebre puede administrarse paracetamol o ibuprofeno. Ofreceremos líquidos abundantes y una dieta blanda. No es necesario forzarle a permanecer en la cama, él mismo buscará el reposo durante la fase aguda de la enfermedad. Es normal que: El niño esté dos o tres días con fiebre.  Esté decaído y cansado o llorón e irritable. No tenga apetito. Acude al pediatra o a urgencias si: La fiebre no cede con antitérmicos.  Se acompaña de otros síntomas como vómitos o rigidez de nuca.  La fiebre se acompaña de manchas en la piel.

¿Cuál es el tratamiento?

Para la gripe se requiere de un tratamiento sintomático para el malestar general, fiebre, etc. La tos habitualmente desaparece por sí sola, por lo general no están indicados los antitusígenos.

Para los casos leves de la enfermedad en personas que no están en alto riesgo, se deben tomar las siguientes medidas:

  • Reposar.
  • Tomar medicamentos para aliviar los síntomas y ayudar a descansar.
  • Tomar mucho líquido.
  • Evitar la aspirina (especialmente en adolescentes y niños)
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Evitar los antibióticos, a menos que sean necesarios para tratar otra enfermedad.

En caso de que la influenza se detecte dentro de las 48 horas después de iniciados los síntomas, en especial en los grupos de alto riesgo de presentar complicaciones, se puede disponer de algunos medicamentos antivirales que pueden disminuir la duración de dichos síntomas en 1 día aproximadamente.

¿Cuáles son las complicaciones?

Las complicaciones de la gripe son muy frecuentes en particular en los pacientes con enfermedades pre-existentes como diabetes o enfermedades pulmonares, en estos casos la complicación mas frecuente es la neumonía.

Cualquier persona a cualquier edad puede tener complicaciones graves a causa de la gripe, pero las que están en mayor riesgo son, entre otros:

  • Personas mayores de 50 años.
  • Niños de 6 a 23 meses.
  • Mujeres con más de 3 meses de embarazo durante la temporada de la gripe.
  • Cualquier persona que viva en centros de cuidados a largo plazo o internados.

 Cualquier persona que padezca enfermedad cardíaca, pulmonar o renal crónicas, diabetes o que tenga un sistema inmune debilitado.

¿Cómo se previene?

La forma más eficaz de protegerse de la gripe es la Vacunación.

Esta vacuna se debe aplicar de preferencia antes del invierno, entre los meses de enero a mayo.

¿Cuándo debe vacunarse?

La vacunación debe realizarse todos los años, ya que las cepas de los virus cambian regularmente. La capacidad del virus de mutar exige la formulación anual de la vacuna. La OMS es la responsable de informar todos los años cuales son los virus infectantes y las vacunas se elaboran siguiendo esas indicaciones.

La vacuna contra la gripe ha demostrado ser altamente eficaz y bien tolerada, la protección es por un año y se aplica a partir de los 6 meses de edad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


    • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

    Categorías

    A %d blogueros les gusta esto: